Español

Madre inmigrante que aún amamanta a su bebé continúa detenida 12 días después de las redadas

(CNN) — María Domingo-García salió a trabajar hace 12 días y no ha vuelto a casa desde entonces.

La madre de tres hijos fue separada de su hija de 4 meses, a la que todavía amamanta, desde que la detuvieron durante una redada del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos (ICE, por sus siglas en inglés) en la empresa de alimentación Koch Foods, en Morton, Mississippi.

LEE: Un padre de 4 hijos fue detenido durante las redadas de inmigrantes en Mississippi; su familia todavía no sabe dónde está 

Domingo-García estaba entre los 680 inmigrantes indocumentados detenidos el 7 de agosto en redadas, la mayor cantidad en la historia de la agencia, en siete plantas de procesamiento de alimentos en la parte central del estado.

Está detenida en una instalación en Jena, Louisiana, que está a casi 200 millas (320 kilómetros) de Morton.

Cuando una mujer está amamantando, su cuerpo continúa produciendo leche que necesita ser extraída o esta puede causar dolor e hinchazón.

Los abogados de Domingo-García, Ray Ybarra Maldonado y Juliana Manzanarez, junto con Dalila Reynoso, directora del programa Justice for Our Neighbors en Texas, han estado trabajando con la madre y su familia en cuanto a su custodia y su posible liberación.

El portavoz de ICE, Bryan Cox, dijo que todos los detenidos son sometidos a un examen médico al momento de su admisión y que muchas personas fueron liberadas por una variedad de razones. Si una mujer indicaba que estaba amamantando, podría haber sido puesta en libertad porque se consideraría un factor mitigante para determinar la detención, dijo.

Cox dijo en un comunicado proporcionado a CNN el domingo que Domingo-García respondió "no" cuando se le preguntó si estaba amamantando. También dijo que no podía discutir los detalles de la información médica de ninguna persona sin una renuncia de privacidad firmada por esa persona.

Sin embargo, confirmó que estaba al tanto de las comunicaciones entre los abogados de Domingo-García y un representante de ICE que afirmó que ella respondió "no" cuando se le preguntó si estaba amamantando.

Ybarra Maldonado dijo que a su cliente no le habían preguntado si estaba amamantando. Ella le dijo a su esposo que nadie le había hecho esa pregunta mientras estuvo detenida, afirmó el abogado.

Su otra abogada, Manzanarez, contó que Domingo-García le dijo que el personal del centro de detención solo le preguntó si tenía una hija de 4 meses, a lo que ella respondió "sí".

‘En estado de shock'

Domingo-García es originaria de Guatemala y ha vivido en Estados Unidos durante 11 años, dijo Ybarra Maldonado.

Su hija y otros dos hijos, de 3 y 11 años, son ciudadanos estadounidenses. "Es una situación absolutamente horrible y trágica por la que atraviesa esta familia", dijo el abogado a CNN el domingo por teléfono. "Como padre y abogado de inmigración no tiene sentido para mí".

LEE: Las redadas de inmigración en Mississippi se llevaron a sus padres. Para estos niños, el trauma apenas comienza

Manzanarez visitó a Domingo-García el sábado y dice que la madre siente los efectos de haber tenido que dejar de amamantar repentinamente.

"Todavía está muy deprimida. Siente mucho dolor por no poder extraer leche o amamantar", dijo Manzanarez.

Ybarra Maldonado dice que entiende por qué ella estaría en el estado en el que se encuentra. "Estás en estado de shock, tienes mucho dolor porque estás lejos de tus hijos, especialmente de un bebé".

Manzanarez dice que Domingo-García solo piensa en sus hijos y especialmente en su bebé. "Todas sus palabras eran ‘mi hija' y ‘ella me necesita'", dijo la abogada.

"Angustia es quedarse corto"

Reynoso, una defensora que trabaja con otros inmigrantes detenidos en las instalaciones de Jena, Louisiana, dice que Domingo-García es la tercera en una lista de personas a las que su organización buscó después de las redadas.

Cuando se conocieron, contó, la madre estaba devastada. "Ella tenía esa mirada perdida", dijo Reynoso.

Mientras espera la fecha de su audiencia y liberación, su esposo lidia con la forma de cuidar a sus hijos sin su madre.

"Angustia es quedarse corto", dijo Manzanarez al describir al padre. "Está todo revuelto, está tratando de descubrir cómo va a hacer que funcionen las cosas ahora".

Tanto ella como Reynoso han visitado a la familia mientras esperan que regresen su madre y su esposa.

Los niños se dan cuenta de que falta su madre. El niño de 3 años realmente no entiende lo que está sucediendo, pero sabe que su madre no está allí, dijo Manzanarez.

Pero el niño de 11 años sabe y entiende por qué su madre no está. "Él sabe y dice: ‘Quiero a mi madre en casa. No entiendo por qué la tienen aquí' y ‘Ella no hizo nada malo. La necesitamos aquí'", dijo Manzanarez.

Ybarra Maldonado dice que no se ha establecido una fecha de audiencia para Domingo-García. Ha tenido varias conversaciones por correo electrónico con funcionarios del Departamento de Seguridad Nacional y se ha ofrecido a pagar una fianza, pero dice que la agencia no ha respondido a su solicitud. Él dice que su equipo continuará ofreciendo pagar una fianza para que pueda ser liberada hasta que tenga una fecha para presentarse ante un juez.


Editor Notes

This Just In