Español

Inflación disparada, aumento de la migración, sanciones a funcionarios y levantamiento cívico

(CNN Español) — El inicio del segundo periodo presidencial de Nicolás Maduro ha sido caótico.

Los primeros doce meses del segundo mandato del asediado presidente de Venezuela —que fue elegido para el periodo 2019-2025 en unas elecciones calificadas por la oposición y la comunidad internacional como ilegítimas— se ha visto sumida en una espiral de caos y agitación política que ha dejado al país hundido en una crisis cada vez más profunda por cuenta del aumento de la migración, de una inflación en espiral y la profundización de los enfrentamientos políticos entre Gobierno y oposición.

Estos son algunos de los hechos más importantes de Maduro a un año de haber sido reelegido.

El presidente Nicolás Maduro llega con su esposa Cilia Flores al Palacio Legislativo Federal, el 14 de enero de 2019, pocos días antes de posesionarse en su segundo mandato presidencial el 10 de enero de 2019. (Crédito: FEDERICO PARRA/AFP/Getty Images).

Mayo

En medio de un fuerte rechazo tanto de la oposición como de la comunidad internacional, Nicolás Maduro fue reelegido el 20 de mayo de 2018 para gobernar el país por los próximos seis años. Muchos votantes boicotearon la elección presidencial, lo que llevó a una participación mediocre de 46%. En 2014 la tasa de participación había sido del 80%, cuando Maduro ascendió al poder después de la muerte del presidente Hugo Chávez.

Horas después de que se anunciara la victoria de Maduro, Estados Unidos le impuso más sanciones a Venezuela, entre ellas, bloquear la compra de cualquier deuda del Gobierno de Venezuela, con el fin de "evitar que el régimen de Maduro realice ‘ventas de fuego'" y se deshaga de activos "que el país necesitará para reconstruir su economía".

Junio

Las sanciones internacionales no pararon allí y un mes después, la Unión Europea sancionó a 11 funcionarios venezolanos, responsables de "violaciones de los derechos humanos y de socavar la democracia y el estado de derecho en Venezuela".

Ese mes, el Gobierno de Maduro liberó a 40 opositores que habían sido detenidos "en actos de violencia en 2012, 2013, 2014, 2017". Entre ellos estaba el exalcalde de San Cristóbal, Daniel Ceballos, y el exmilitar Ángel Vivas.

Ese mes la ONU denunció al gobierno de Nicolás Maduro por presuntas violaciones a los derechos humanos. Según un informe de ese organismo, en medio de la Operación para la Liberación del Pueblo (OLP), las fuerzas de seguridad de Venezuela perpetraron ejecuciones extrajudiciales durante las supuestas operaciones de lucha contra el crimen entre 2015 y 2017. Maduro defendió esta operación como un mecanismo para liberar al pueblo, no para reprimirlo.

Julio

En medio de una crisis económica sin precedentes, Maduro anunció un programa de recuperación y crecimiento económico que incluía quitarle cinco ceros al bolívar, una medida que entró en vigencia en agosto del año pasado. Esto, mientras el Fondo Monetario Internacional (FMI) advertía que el país estaba al borde de una inflación astronómica que podía llegar al 1.000.000%.

Y mientras Maduro le hacía frente a la economía, CNN conoció que en 2017 el presidente Donald Trump había hecho exploraciones sobre la posibilidad de una intervención militar de Estados Unidos en Venezuela, a lo que Maduro dijo que su nación debe estar "preparada para defender el territorio nacional".

Para ese entonces, la capital, Caracas, sucumbía a los apagones en hasta 80% de la ciudad y en varios lugares del país se reportaba que la poca agua que llegaba a sus hogares era turbia y maloliente.

Agosto

En agosto del año pasado, el caos descendió en el centro de Caracas.

El presidente Nicolás Maduro pronunciaba un discurso ante un desfile militar en la Avenida Bolívar, una de las principales de la capital, cuando el sonido de una explosión dispersó súbitamente a soldados y civiles por igual. Las cámaras de las cadenas estatales y de las redes sociales presentes en el evento captaron imágenes fragmentadas de la confusión colectiva: el humo que ascendía por encima de la ciudad, una formación de soldados que se desperdigaba, guardaespaldas que saltaban a cubrir a Maduro.

Según se conoció CNN más adelante, dos pequeños drones que sobrevolaban el evento estallaron. Ninguno lo hizo lo suficientemente cerca como para infligir daño letal a Maduro, aunque siete guardias nacionales resultaron heridos. Maduro salió ileso y dijo después que pensó que aquellas explosiones no eran más que fuegos artificiales.

Un hombre ha reconocido ser el organizador del ataque y dice que fue ejecutado por un grupo de desertores del Ejército de Venezuela, junto con otras personas. En una entrevista exclusiva con CNN, recapituló cómo se prepararon para el ataque y nos dieron videos tomados con celulares que mostraban drones, explosivos y hasta vuelos de práctica en los llanos colombianos. Él admitió que el complot pudo haber matado a muchas otras personas además de su objetivo.

Maduro dijo que su homólogo colombiano, Juan Manuel Santos, estuvo involucrado en el ataque, algo que el saliente presiente de Colombia rechazó.

Septiembre

Estados Unidos implementó una nueva ronda de sanciones al gobierno de Maduro, mentiras que la Comunidad Internacional seguía la presión contra Maduro.

Ese mes cinco países latinoamericanos presentaron una carta ante la Corte Penal Internacional para que se inicie una investigación preliminar sobre supuestos crímenes de lesa humanidad atribuidos al Gobierno venezolano, algo que hasta el momento no ha prosperado.

Además, Amnistía Internacional denunció las medidas represivas y ejecuciones extrajudiciales perpetradas por las fuerzas de seguridad y dijo que ese país era uno de los menos pacíficos del mundo.

Octubre

El FMI ya proyectaba para ese entonces una inflación de 10.000.000% para 2019 en Venezuela y como medida para evitar las sanciones internacionales, Maduro anunció la creación del Petro, que fue legalizado como moneda oficial venezolana.

Ese mes fue liberado el activista opositor Lorent Saleh, que estaba preso desde 2014, y quien viajó a España donde está exiliado.

Para entonces, la noticia del supuesto suicidio del concejal venezolano Fernando Albán, removió la política venezolana, pues aunque el Gobierno dijo que se había lanzado de un décimo piso, su abogado y familia rechazaron esta versión.

Noviembre

La crisis económica, social y política del país producida ya un dramático aumento de la migración de venezolanos a Colombia, pasando de unos 10.000 inmigrantes en 2015 a casi 800.000 para finales de 2018, según cifras de Migración Colombia. Esa cifra aumentaría a 1,1 millones de venezolanos en Colombia en diciembre de ese año.

Pero la cifra de migrantes venezolanos en todo el mundo era aterradora. Ese mes la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) dijo que desde 2015, tres millones de venezolanos salieron de su país huyendo de la crisis.

Diciembre

Las relaciones entre Venezuela y Colombia —que para este entonces tiene un nuevo presidente, Iván Duque— se tensan y ambos países expulsan funcionarios diplomáticos del otro país.

A mediados de diciembre, Maduro denunció, nuevamente, un plan para asesinarlo, y dijo, sin pruebas, que el asesor de Seguridad del presidente Donald Trump, John Bolton, estaba detrás la confabulación.

Esa misma semana, un centenar de efectivos y cuatro aeronaves de las fuerzas aéreas rusas llegaron al aeropuerto de Maiquetía para participar en maniobras militares.

Enero

2019 ha sido un año turbulento para la política venezolana, pues días después de que Maduro se posesionara como presiente de Venezuela —desconocido por la oposición de su país y la comunidad internacional— el entrante presiente de la Asamblea Nacional se declaró presidente interino del país, en medio de protestas contra el gobierno.

Tras el anuncio de Guaidó, EE.UU. y más de 50 países lo reconocen como el presidente legítimo. Maduro acusa a Estados Unidos de respaldar un intento de golpe de Estado y le da a los diplomáticos de los Estados Unidos 72 horas para abandonar el país.

A finales del mes, Estados Unidos sancionó a la compañía petrolera estatal de Venezuela y Guaidó pide a las autoridades británicas que eviten que Maduro retire el oro del país que tiene en el banco central del Reino Unido.

Febrero

La oposición lidera un plan para ingresar ayuda humanitaria de Colombia a Venezuela, que causa desmanes violentos en la frontera colombiana. Maduro cerró las fronteras y rompió relaciones diplomáticas con Colombia.

La cifra de inmigrantes venezolanos en el mundo ya era de 3,4 millones, según la ONU.

Marzo

Un apagón deja a más del 70% del país sin electricidad. Los funcionarios del gobierno afirman que el apagón fue causado por un acto de sabotaje, pero no presentan evidencia para respaldar la acusación. En las primeras 20 horas de la interrupción, al menos cuatro personas mueren en los hospitales, según comentó una fuente a CNN.

Maduro dice sin pruebas que EE.UU. es el responsable del daño eléctrico en el país y dice que llevó a cabo un "golpe de Estado cibernético". En total hubo tres apagones en en Venezuela ese mes.

Tras años de Maduro en el poder, en marzo de 2019 más de una decena de aerolíneas habían suspendido sus operaciones directas a Venezuela, luego de que en 2014 se les impidiera repatriar ingresos por más de 3.000 millones de dólares por el control de cambios del gobierno de Maduro.

American Airlines, Avianca, Aeroméxico, Delta Airlines, Aerolíneas Argentinas, Latam Airlines, Lufthansa, Air Canadá, Alitalia, Tame y United Airelines.

Y Guaidó es inhabilitado por 15 años para ejercer cargos públicos.

Abril

El presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, Juan Guaidó, aparece a muy tempranas horas de la mañana el 30 de abril junto a un grupo de militares anunciando "la fase final" de la Operación Libertad, con la que dice sacaría a Maduro del poder. A su lado, libre, aparece el opositor Leopoldo López, que estaba preso desde 2015. López está en calidad de huésped en la residencia del embajador de España en Caracas junto con esposa Lilian Tintori y su hija.

Ese día, el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, dijo que Maduro y aliados de alto rango se preparaban para salir de Venezuela, pero que Rusia los detuvo, algo que Maduro rechazó.

Guaidó admitió que faltó el apoyo de suficientes desertores militares para derrocar Maduro.

Mayo

Los primeros días de mayo, Bolton insiste en que el día del levantamiento cívico militar liderado porGuaidó, Maduro estuvo con aliados cubanos debido a que desconfía de sus aliados militares.

Pero Maduro hace hace un llamado a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana a mantenerse "unida y cohesionada".

El ministro de Defensa Vladimir Padrino López reveló que intentaron "comprarlo" con una "oferta engañosa, estúpida, ridícula, con esas ofertas que andan haciendo de la boca para afuera porque en el pecho y en el corazón no tienen nada".

En una arremetida contra la oposición, la oficialista Asamblea Nacional Constituyente allanaron la inmunidad parlamentaria de varios políticos opositores por apoyar, según el Tribunal Supremo de Justicia, el levantamiento cívico-militar del 30 de abril.

A un año de las elecciones, Diosdado Cabello, dijo que el Gobierno se prepara para las próximas elecciones parlamentarias. "¿Van a participar ellos (la oposición) sí o no? Una pregunta. Nosotros sí vamos a participar".


Editor Notes

This Just In