Español

Airbus logra un enorme acuerdo con China mientras Boeing batalla con la crisis del 737 MAX

Hong Kong (CNN Business) — Mientras Boeing batalla con la crisis del 737 MAX, su gran rival Airbus ha anunciado un gran pedido de China.

El fabricante de aviones europeo dijo el lunes que llegó a un acuerdo para vender 300 aviones de pasajeros a aerolíneas chinas. El acuerdo fue firmado durante la visita del presidente de China, Xi Jinping, a Francia.

La orden incluye 290 aviones de la familia A320 y 10 de la línea A350, dijo Airbus en un comunicado, en el que calificó el pedido de una señal de fuerte demanda de todas las áreas del mercado de aviación en rápida expansión de China, incluido los sectores de "bajo costo nacional, de larga distancia regional e internacional".

El fabricante europeo no especificó el monto total del acuerdo y no respondió a una solicitud de más comentarios. Según los precios de lista de Airbus, los aviones tienen un valor aproximado de 35 mil millones de dólares en total, pero los clientes generalmente reciben importantes descuentos de los precios de lista y pueden obtener mayores reducciones cuando hacen grandes pedidos.

El enorme pedido de Airbus contrasta con los problemas que enfrenta Boeing, cuyo avión de pasajeros más vendido, el 737 MAX, permanece inactivo en todo el mundo después de haberse visto involucrado en dos accidentes mortales en menos de cinco meses. China fue el primer país en aterrizar el 737 MAX a principios de este mes luego del accidente de un vuelo de Ethiopian Airlines.

El 737 MAX compite directamente con el A320neo de Airbus. Los dos aviones de un solo pasillo, que vuelan rutas de corta y media distancia, han acumulado miles de pedidos de transportistas de todo el mundo.

La aerolínea indonesia Garuda anunció la semana pasada que está tratando de cancelar un pedido multimillonario por 49 unidades del modelo 737 MAX de Boeing.

El enorme pedido de Airbus por China es similar al anunciado por Boeing hace menos de dos años. Ese acuerdo, también por 300 aviones, se hizo público cuando el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, visitó a Xi en Beijing en noviembre de 2017.

Tanto las órdenes de Airbus como las de Boeing provienen de una empresa gubernamental china que compra aviones para compañías estatales como Air China y China Southern Airlines.

Eso hace que sea difícil rastrear qué aerolíneas están comprando qué, y cuántos de los aviones podrían haber sido incluidos en los atrasos de pedidos de los fabricantes.

Airbus no respondió a una solicitud de comentarios en busca de más información sobre cuántos de los 300 aviones del acuerdo del lunes ya estaban incluidos en sus libros.

China es un mercado gigante tanto para Airbus como para Boeing y su importancia aumenta constantemente.

Según el último pronóstico de Airbus en noviembre, China necesitará alrededor de 7.400 nuevos aviones de pasajeros y carga hasta 2037.


Editor Notes

This Just In